Cuando te preguntan o te hacen referencia sobre las corrientes artísticas de tus dibujos, de quien mamas esa influencia para que todos tengan un punto en común, un nexo que los defina como tuyos, yo siempre digo Klimt influye en mí, o cómo yo lo veo.

klimt-2

Gustav Klimt participó, a mi modo de ver, de las dos tendencias en boga de finales del s. XIX: la pintura histórica tradicional y el impresionismo semejante que. Y entiendo que al decir el nombre del famoso pintor a todos nos vengan a la cabeza obras tan maravillosas como “El beso” o “El árbol de la vida”.

Para mi hay mucho más detrás. Tranquilos, no os voy a relatar toda la vida de Gustav Klimt, para eso ya hay cientos de libros, páginas web, incluso películas (…) Yo os voy a explicar lo que veo.

Para mi Klimt partcipó de las dos tendencias en boga de finales de siglo, como la pintura tradicional y el impresionismo semejante que surgió en Francia. Se desligó del arte académico oficial, a pesar de haber tenido éxito en este estilo y fue precursor y partícipe de los vanguardismos, impresionismos, simbolismos, Art Nouveau… Destacó en el como “leit motiv” principal, la figura femenina, y en segundo lugar, el pensamiento de la muerte.

¿Cómo veo a Klimt?

Un personaje sencillo, nada acicalado, los que le conocían lo tenían por un ser misterioso, lleno de fuerza creadora.

El mismo escribió: “No estoy acostumbrado a hablar en público o a escribir, y menos todavía si se trata de mí mismo o de mi trabajo… Quien quiera saber algo sobre mí, como artista digno de interés, debe contemplar mis cuadros con atención e intentar reconocer en ellos lo que soy y lo que busco”.

klimt-1

¿Qué me gusta de Klimt?

Dibujante y pintor erótico. Para mí fue un dibujante extraordinario, y para Klimt, el dibujo fue desde un primer momento como una obsesión. Durante los primeros años Klimt dio rienda suelta a su vocación, dibujando con tiza negra sobre papel de envolver barato. Con los años el erotismo iba subiendo algunos grados y parte tuvo que guardarse en colecciones privadas. En ellos resaltaba el buen conocimiento de la anatomía femenina, así como la misma plasmación del clímax erótico.

desnudo a bolígrafo

Sus dibujos eróticos no tuvieron finalidad de rebeldía o de subversión, sino que pasaron de estudios o bocetos, sin ningún mensaje trascendente. Tachadas de pornográficas por el Ministerio Fiscal, Klimt llevó a grado superlativo sesión en sus dibujos su obsesión por lo femenino y lo sexual recreándose en determinadas partes del cuerpo, fragmentando el dibujo, o representándolo entero poniendo en relieve diversas partes “esenciales” que para mí atención no dejan indiferente la mirada del espectador.

A mí me enamoró desde el primer momento, su etapa dorada, sus influencias orientales, etc. Todo lo que he podido investigar, descubrir, porque todo vi, me influyó y alimentó en mi trayectoria como ilustradora.

Espero que os guste.

Hasta la próxima!